Cinco errores que debilitan la confianza del cliente

confianza

Es mucho más fácil destruir la confianza del consumidor que construirla. Generar confianza en el cliente se parece mucho a construir un castillo de arena: el resultado es increíble, pero un solo error puede terminar con él fácilmente.

 

Estos son cinco de los errores más frecuentes que debilitan la confianza del cliente en nuestro producto o servicio y que debemos evitar para que nuestro negocio siga creciendo.

 

Una técnica de venta demasiado agresiva

Algunas cartas de venta, folletos y dosieres dan la impresión de estar gritando al lector. Para lograr una venta eficaz, el cliente debe estar persuadido de que quiere comprar nuestro producto o servicio. Obligarle o coaccionarle para que adquiera lo que vendemos puede generar alguna compra pero, a la larga, no es una técnica eficaz.

Aunque algunos redactores publicitarios pueden utilizar esta técnica con éxito, la mayoría de las personas solo conseguirán espantar a sus posibles clientes.

 

Ignorar las objeciones que presenta el producto o servicio

En ocasiones, nuestro producto puede presentar algunas pegas o inconvenientes que merece la pena abordar antes de que lo hagan nuestros clientes. Así aumentaremos nuestra credibilidad e incrementaremos la confianza de los compradores.

Por ejemplo, si estamos vendiendo un suplemento de hierbas que es eficaz, pero que produce gas durante un par de semanas, es fundamental reconocerlo. Los clientes probablemente se enterarán de ello en comentarios y foros si no se lo contamos nosotros antes. Abordar estos posibles inconvenientes y objeciones hace que estas dejen de parecer problemas si las compara con los beneficios que se obtienen.

 

Carecer de un diseño profesional

La imagen de nuestro producto o servicio entra, la mayor parte de las veces, por los ojos. Una página web fea u obsoleta, una tipografía infantil o poco legible, un logotipo copiado burdamente de cualquier sitio, una maquetación chapucera o un texto sin sentido denotan una franca ausencia de profesionalidad.

Tampoco hace falta un diseño espectacular, pero sí cierto cuidado y mimo a la hora de presentar nuestro negocio. Antes de jugar a ser diseñador, contacta con un profesional en la materia para que te asesore sobre qué necesitas para proyectar la imagen que deseas de tu negocio.

 

Utilizar un reclamo que no puedas demostrar

No puedes utilizar como reclamo que tu sistema hará que cualquiera gane miles de euros al mes si no puedes probarlo. Tu reclamo nunca puede ser más grande de lo que puedes demostrar.

Una publicidad menos impactante te hará conseguir más conversiones que un impresionante reclamo que no hay forma de probar. Ofrece algo razonable y que sabes que funciona y deja que tus clientes decidan por sí mismos si quieren comprar o no. Por supuesto, siempre debes utilizar un lenguaje persuasivo, pero ante todo debes ser claro y honesto con lo que estás ofreciendo.

 

No prestar atención a la marca

La marca del producto es un elemento que a menudo pasan por alto muchos vendedores.

No subestimes la cantidad de personas que te conocen antes de aterrizar en tu sitio web. Hay muchas probabilidades de que conozcan la calidad de tu producto, tu credibilidad como persona y lo que otros clientes han experimentado. Todo va a influir en sus decisiones.

Presta atención a tu marca y cuídala. Ofrece productos de primera calidad y un servicio excelente. Al principio puede parecer una estrategia con pocos beneficios, pero a largo plazo es una poderosa herramienta para atraer nuevos clientes y fidelizar a los que ya se han conseguido.

 

Estos son cinco de los errores que más minan la confianza del cliente. Evitándolos, lograrás construir una sólida confianza en tu producto, servicio o marca y obtendrás como resultado un aumento en las ventas.

Deja un comentario