Cómo mostrar una imagen creíble de ti y de tu negocio

negocio creible

Crear una imagen creíble de ti y de tu negocio, para que otros escuchen lo que tienes que decir, debes ser capaz de mostrar aquellos aspectos que te otorgan mayor credibilidad sin parecer pretencioso. Los mejores redactores publicitarios y los expertos en marketing son capaces de imprimir una total credibilidad en su trabajo de una manera eficaz y natural. Así es como lo hacen.

 

Aprende a contar historias

Hay muchas cosas que se pueden decir con una historia, pero que no tendrían el mismo efecto explicadas de otra manera.

Podrías contar, por ejemplo, que tú y un amigo tuyo, ex director del departamento de desarrollo tecnológico de Google, inventasteis una fórmula para incrementar la productividad de los empleados. Después compartirías de qué técnica se trata, expondrías los resultados y enseñarías a tu audiencia a aplicarla.

Si no utilizaras el marco de una historia como excusa, seguramente sonaría muy presuntuoso decir que tu amigo es, nada menos, que el ex director del departamento de desarrollo tecnológico de Google. Pero en el contexto de una historia se convierte en un dato útil que aporta una mayor credibilidad a lo que enseñas.

 

Dosifica los datos

En lugar de abrumar a los lectores con todos los ejemplos que avalan tu credibilidad, aprende a dosificarlos.

Deja caer un dato aquí y sugiere otro allá. Puedes mencionar de pasada en uno de los artículos de tu blog algún resultado asombroso que hayas conseguido con el producto o servicio que ofreces, pero sin insistir más en ello. También puedes comentar alguna colaboración que hayas realizado en alguna web de prestigio, pero sin darle mayor importancia.

Se trata de que sugieras en lugar de abrumar a los demás con detalles. No intentes ofrecer pruebas de todo lo que dices o parecerá que necesitas justificarte.

La única excepción a esta norma es la página que habla sobre ti en tu web. Cuando la gente está leyendo este tipo de información, esperan saber de una forma pormenorizada y precisa quién eres y qué haces. Ahí sí que necesitas poner en juego todos los factores que avalan tu credibilidad y todos aquellos aspectos sobre ti que es importante que los demás conozcan.

 

Utiliza imágenes para acompañar tus argumentos

Si tu empresa o servicio ha sido mencionado en algún medio de prestigio, incluye su logo en tu web. Si tu página hace uso de certificados SSL, asegúrate de que el logo SSL sea bien visible. Es importante que utilices este sencillo recurso para fortalecer tus afirmaciones.

Del mismo modo, si tienes fotos de antes y después, no temas mostrarlas. Y si has recibido un cheque de mucho dinero, publica una foto de él antes de hablar de la gran cantidad de dinero que eres capaz de conseguir.

Las imágenes no solo ayudan a construir una imagen de confianza y credibilidad, sino que ayudan a decir cosas que de otro modo se podrían catalogar de arrogantes. A la gente no le suele gustar que digas que estuviste con un famoso, pero una foto con él en tu web les parecerá digna de admiración y les impresionará.

 

A no ser que demuestres las razones que aportan credibilidad para tu empresa o sobre lo que haces, la gente no te escuchará. Pero es importante que construyas esa credibilidad de una forma meditada y discreta. Ahora ya sabes cómo.

Deja un comentario